Acido Hialuronico: ¿Qué es?

Acido HialuronicoEl acido hialuronico es un polisacárido (azúcar) natural de textura viscosa que se encuentra en la mayoría de organismos vivos. Se trata de un lubricante natural del cuerpo humano, que mantiene la piel firme y tersa, aunque tiene otras virtudes, como ser portador de vitaminas y minerales muy útiles para nuestro cuerpo. En los seres humanos, la mayoría del acido hialuronico está en el tejido cutáneo, es decir, en la piel, y permite que la piel se mantenga hidratada y, por tanto, libre de arrugas, aunque también permite que la piel se adapte a los cambios de forma y de volumen que ocurren cuando se mueven los huesos y los ligamentos.

El uso del acido hialuronico está muy documentado en varios campos de la medicina, como en la oftalmología y la ortopedia, y también en la cosmética, por lo que se puede asegurar que no tiene riesgos para la salud. En los últimos 20 años, se han tratado más de 30 millones de pacientes con productos derivados del acido hialuronico. También se han realizado múltiples experimentos que han venido a confirmar su capacidad regenerativa de la piel, y sus nulos efectos secundarios.

Historia del acido hialuronico

La primera vez que se aisló el acido hialuronico fue en 1934, gracias a Karl Meyer y John Palmer, los cuales le dieron el nombre y lo presentaron a la comunidad científica. Ocho años más tarde, fue comercializado por Endre Balazs por primera vez. Es gracias a Endre Balazs, que experimentó con este genuino producto durante más de medio siglo, que se descubrieron la mayoría de características y usos que hoy conocemos para el acido hialuronico, tanto en medicina como en cosmética.

¿Para qué se usa el acido hialuronico?

Los usos del acido hialuronico son muchos y variados, y se emplea indistintamente en el campo de la medicina como en el de la cosmética. Resulta muy útil para favorecer la cicatrización de heridas, al hacer que las células se trasladen a la zona lesionada. También se utiliza comunmente para mantener en forma las rodillas, los hombros, los codos, y demás articulaciones con una carga de trabajo extra, puesto que es un perfecto protector del líquido sinovial. Por último, y este es el principal uso que se le da, también es útil para proteger y regenerar el colágeno de la piel, ya que forma una barrera protectora en la epidermis, lo que contribuye a rellenar las arrugas desde el interior, dando a la piel una apariencia más joven y sana.

Usos cosméticos del acido hialuronico

Acido hialuronicoDesde 1996, se utiliza el acido hialuronico en la industria de la cosmética para combatir la aparición de las arrugas. El funcionamiento del acido hialuronico es muy sencillo: tiene la capacidad de retener líquido, y, por lo tanto, de mantener hidratada y tersa la piel. Ya hemos dicho que el cuerpo humano posee acido hialuronico en su piel, pero con el paso de los años, cada vez se genera menos, y el que se genera tiene una capacidad menor de retener líquido, siendo ésta la razón de que se aparezcan y se formen las arrugas. Es por ello que la utilización de acido hialuronico ayuda a mantener limpia y tersa la piel, así como a eliminar cicatrices del acné, por ejemlo, o incluso aumentar el volumen de los labios y los pómulos.

El funcionamiento del acido hialuronico es muy sencillo. Tanto si lo administramos mediante cirugía (inyecciones directas) o tomamos pastillas o cremas, lo que sucede en nuestro cuerpo es que el acido hialuronico rellena directamente nuestras arrugas, pero no sólo eso, sino que además, estimula la formación natural de colágeno y del propio acido hialuronico en nuestra piel. Es por ello que sus efectos se notan desde el primer momento que hacemos uso de este genuino producto, pero, al contrario de lo que sucede con otros productos, que con el paso del tiempo sus efectos desaparecen, con el acido hialuronico, con el paso del tiempo, ¡todavía se notan más los resultados!

Como ya se ha dicho, el acido hialuronico puede utilizarse mediante cremas y cápsulas, o mediante cirugía. Cuando se recurre a la cirugía para inyectar acido hialuronico, éste se inyecta donde no hay músculo, justo debajo de la piel donde está la arruga. Como se trata de un elemento natural propio de la piel, no requiere ni pruebas de alergia ni hay riesgo de sufrir una reacción adversa. Es un procedimiento muy sencillo, que no requiere ni de anestesia ni de un tiempo de preparación o convalecencia.

Así que, si lo que buscas es mantener tu piel sana, limpia y tersa, te recomiendo encarecidamente que hagas uso del acido hialuronico. Como resultado, obtendrás una piel visiblemente más suave y firme, ¡incluso en las arrugas más profundas!

Compárteme en las redes:43
29
Acerca de mí:
author

Mi nombre es María Ruíz y vivo en Barcelona, Cataluña (España). Actualmente trabajo como relaciones publicas en Pastas Gallo, soy una enamorada de los cuidados de belleza, de la moda y de la cirugia estetica. Abri esta web con la intencion de ofrecer informacion para todas las mujeres.

Los comentarios están cerrados.